Pastores demandan a gobernador de California por prohibirles reuniones en iglesias

A pesar de las órdenes, algunas congregaciones han seguido reuniéndose, incluso en el condado de Sacramento, donde 71 personas conectadas a una sola iglesia se infectaron de coronavirus en uno de los grupos de brotes más grandes del país.

0
671

La cadena CNN en español informó en su portal de noticias que tres pastores están demandando a funcionarios de California por imponer órdenes que impiden a los fieles asistir al servicio religioso durante la pandemia de coronavirus.

La demanda presentada el lunes en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Central de California argumenta que los funcionarios estatales abusaron de su poder y utilizaron la pandemia para privar a los californianos de “derechos fundamentales protegidos por las constituciones de Estados Unidos y California, incluida la libertad de religión, expresión y asamblea, y debido proceso e igual protección bajo la ley”.

La demanda fue presentada por el Dhillon Law Group, que está dirigida por el funcionario del Partido Republicano Harmeet Dhillon, en nombre de cuatro demandantes, tres de los cuales son pastores y otro, miembro de la Iglesia.

Los acusados incluyen al gobernador de California, Gavin Newsom, así como al fiscal general del estado, Xavier Becerra, y a varios funcionarios del condado de Riverside y San Bernardino, incluidos sheriffs y funcionarios de salud.

A pesar de las órdenes impartidas en Estados Unidos, algunas congregaciones han seguido reuniéndose, incluso en el condado de Sacramento, donde 71 personas conectadas a una sola iglesia se infectaron de coronavirus en uno de los grupos de brotes más grandes del país.

La demanda se produce después de que Dhillon envió una carta, la semana pasada, a los funcionarios del condado de San Bernardino exigiendo que aflojen las restricciones en torno a las reuniones de la iglesia, después de ordenar que todas las ceremonias religiosas se celebren a través de internet.

La violación de la orden se castigaba con una multa de US$ 1.000 o hasta 90 días de prisión. Pero después de la carta, el condado emitió una “aclaración” que permite los servicios de la iglesia en persona “si eligen hacerlo y hacen todo lo posible para evitar el contacto entre los feligreses”.

Las reuniones religiosas han estado en el centro de las disputas legales en todo el país

El alcalde de Louisville, Kentucky, trató de detener el servicio de Pascua de una iglesia, pero el sábado un juez federal emitió una orden de restricción temporal que anulaba ese intento.

El jueves, la administración de la gobernadora de Kentucky, Laura Kelly, presentó una demanda ante la Corte Suprema de Kansas, después de que los líderes republicanos del estado revocaron su orden de limitar las reuniones religiosas a 10 personas, solo unos días antes de Pascua.

Después de consultar con mi abogado principal esta tarde, le he ordenado que presente una demanda contra el Consejo de Coordinación Legislativa, para asegurar que la política no continúe obstaculizando nuestra capacidad de salvar vidas de Kansas”, dijo Kelly.

Mientras tanto, el Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo que espera tomar medidas sobre el impacto que las regulaciones de distanciamiento social están teniendo en las instituciones religiosas.

El Secretario de Justicia, William Barr, “está monitoreando la regulación (gubernamental) de los servicios religiosos”, dijo la portavoz del Departamento de Justicia, Kerri Kupec, en Twitter el sábado por la noche. “Si bien las políticas de distanciamiento social son apropiadas durante esta emergencia, se deben aplicar de manera imparcial (y) no como organizaciones religiosas”.

Con información extraída de la web cnnespanol.conn.com

Te recomendamos leer…

Artículo anteriorLo que buscan las mujeres cuando quieren ver porno
Artículo siguienteMagistrada Gloria Porras asume la presidencia de la CC

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí