¿Quieres aumentar tu deseo? Hazlo de esta manera

Una sexóloga experta responde esta duda que inunda a tantas personas.

0
162

Es muy común escuchar a personas quejarse “con cierto tono de envidia” de que a los demás les apetece más que a ellos. A pesar de que hemos superado algunos estereotipos sexuales tanto femeninos como masculinos, aún quedan muchos por resolver, uno de ellos y muy importante es el que se refiere al deseo.

Es propio de la creencia social, afirmar que los hombres siempre son los que tienen que estar preparados porque ellos “siempre tienen ganas” y en realidad no es así, porque así como a las mujeres, a ellos también se les baja la libido.

A continuación, tres puntos importantes para resaltar…

1. Si no nos apetece, lo primero que debemos hacer es reconocerlo. Se deben evitar excusas como quedarse viendo la tele hasta tarde para no ir a la cama junto a la pareja y que pueda surgir un momento íntimo, llegar a casa a las tantas alargando la jornada laboral y diciendo “estoy cansadísimo”, evitar los acercamientos generando conflictos sin importancia, etc.

2. Después de reconocerlo, debemos encontrar la causa. En este punto quizá necesitemos ayuda externa que nos facilite la búsqueda y la identificación de los factores influyentes, estamos hablando de ir a terapia sexual. Algunos de los posibles factores más comunes son el estrés y las preocupaciones del día a día, un estado anímico depresivo, una mala relación de pareja, fármacos, malas experiencias sexuales y/o presiones, inseguridad y baja autoestima, etc.

3. El siguiente paso es buscar técnicas, pautas, nuevos hábitos para resolver los factores negativos que inhiben el deseo sexual, por ejemplo, si lo que hemos identificado es que el estrés y el día a día nos afecta y nos condiciona, deberemos trabajar la gestión del tiempo, el aprender a decir “no”, ejercicios de relajación, aprender a desconectar, etc.

Nuestra pareja también tiene un papel fundamental, dependiendo de su actitud, sus comentarios, sus necesidades, etc., condicionará positiva o negativamente. Lo mejor es conocerse, identificar qué afecta y luchar contra ello para disfrutar plenamente de nuevo de la sexualidad.

Si deseas más información relacionada con la sexualidad, te sugerimos ver el siguiente enlace:

Artículo anteriorLas fantasías sexuales más comunes de los hombres
Artículo siguienteJonathan Steingard, cantante de rock cristiano, anuncia que ya no cree en Dios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí