3.000 millones de animales fueron afectados por incendios de Australia

En total murieron o fueron desplazados 143 millones de mamíferos de diversas especies, 2.460 millones de reptiles, 180 millones de aves y 51 millones de anfibios por los incendios de 2019 y 2020.

0
153

Un balance lamentable para la biodiversidad dejaron los incendios que durante meses consumieron una importante área de Australia.  Según un estudio contratado por WWF Australia, un total de 3.000 millones de animales, entre mamíferos, reptiles, aves y anfibios, fueron víctimas de las llamas registradas en el verano y que se extendieron hasta el pasado mes de marzo. 

De acuerdo con la investigación titulada: Incendios: El daño en la vida salvaje, y que fue realizado por científicos de universidades australianas, los datos de animales muertos o que vieron sus hábitat arrasados y fueron desplazados por el fuego, triplican los que se habían dado a conocer a principios de enero cuando se estimó que en ese momento, 1.250 millones de animales habían perdido la vida.

Las nuevas estadísticas indican que en total murieron o fueron desplazados 143 millones de mamíferos de diversas especies, 2.460 millones de reptiles, 180 millones de aves y 51 millones de anfibios.

De igual forma, los datos actuales hablan de que en total se quemaron hasta 19 millones de hectáreas, de las cuales 12,6 millones de hectáreas corrresponden principalmente a bosques y matorrales. Se perdieron 34 vidas y se destruyeron alrededor de 2.700 hogares.

A medida que los incendios se extendieron hasta marzo y destruyeron aún más hábitat, teníamos el deber científico de actualizar esa cifra para comprender el verdadero impacto en nuestra vida silvestre y nuestros paisajes naturales“, informó la ONG.

Los hallazgos del informe son impactantes. Es difícil pensar en otro evento natural en el mundo que se recuerde que haya desplazado a tantos animales. Esto se considera como uno de los peores desastres en la vida salvaje de la historia moderna“, afirma en el comunicado Dermot O’Gorman, director ejecutivo de WWF Australia.

Según la organización, este ha sido un año de no olvidar, porque incluso antes de los desafíos generados por la covid 19, los incendios forestales de Verano Negro golpearon duramente a Australia durante el verano 2019-20. 

La temporada de incendios forestales fue la más catastrófica que se haya experimentado en la historia del país. Se perdió mucho y los impactos se sentirán en los próximos años.

Australia es un país biodiverso que alberga unas 300 especies nativas dentro de las que se encuentran los canguros, koalas y ornitorrincos, entre muchos otros. 

Para WWF, ahora que ya no hay incendios es hora de concentrarse en el largo camino hacia la recuperación y preparar al país para las próximas temporadas de incendios.

A medida que lidiamos con la pandemia global, la necesidad de nuestro trabajo no se detiene. De hecho, la naturaleza nos necesita ahora más que nunca, concluye.

Si desea más información relacionada con el planeta animal, le sugerimos ver el siguiente enlace:

Artículo anteriorCuriosidades científicas sobre la masturbación
Artículo siguienteAsí se decide la salud de nuestro cerebro antes y después de nacer

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí