El Vaticano aprueba recibir vacunas contra el coronavirus

Ser vacunado contra el covid-19 es moralmente aceptable, consideró el Vaticano, después de que algunos grupos antiaborto expresaron su preocupación sobre cómo se fabrican las vacunas.

0
167

Ser vacunado contra el covid-19 es moralmente aceptable, consideró La Santa Sede, después de que algunos grupos antiaborto expresaron su preocupación sobre cómo se fabrican las vacunas.

Algunos grupos habían sugerido que las vacunas contra el coronavirus se hicieron utilizando células de fetos abortados. En realidad, las células se diseñan y cultivan en laboratorios a partir de tejido adquirido hace muchas décadas y no se fabrican directamente a partir de fetos abortados.

«Moralmente permitido», dice el Vaticano

La Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano dijo el lunes, en una nota aprobada por el papa Francisco, que recibir la inyección estaba moralmente permitido.

«Es moralmente aceptable recibir vacunas contra el covid-19 que han utilizado líneas celulares de fetos abortados en su proceso de investigación y producción», decía la nota.

La declaración fue emitida y firmada por el jefe de la Congregación en respuesta a varias solicitudes de pautas sobre el uso de la vacuna.

Ha habido algunos desacuerdos dentro del clero con respecto a la ética de recibir una vacuna contra el covid-19 porque se había utilizado tejido recuperado de dos abortos que tuvieron lugar en el último siglo.

Preocupaciones por la vacuna

La conexión con el aborto, que había llevado a varios obispos a expresar su oposición a la vacuna, ahora ha sido rechazada por el Vaticano y por la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos. La Conferencia de Obispos Católicos de EE.UU. ya había emitido una declaración a principios de mes en la que afirmaba que el uso de las vacunas contra el covid-19 está moralmente justificado.

«Dada la urgencia de esta crisis, la falta de vacunas alternativas disponibles, y el hecho de que la conexión entre un aborto ocurrido hace décadas y recibir una vacuna producida hoy es remota, la inoculación con las nuevas vacunas contra el covid-19 en estas circunstancias puede estar moralmente justificado».

La declaración agrega que recibir las vacunas no indica una cooperación con el aborto y eso no debe considerarse como un respaldo de ninguna manera.

«El uso lícito de tales vacunas no implica ni debe implicar en modo alguno que exista un respaldo moral al uso de líneas celulares procedentes de fetos abortados».

Distribución equitativa

La declaración del Vaticano tiene como objetivo abordar las cuestiones morales que rodean a la vacuna y no juzgar su seguridad o eficacia.

La declaración también pide a los gobiernos, las compañías farmacéuticas y las organizaciones internacionales que presten especial atención a la distribución equitativa de la vacuna a los países más pobres.

«También existe un imperativo moral para la industria farmacéutica, los gobiernos y las organizaciones internacionales de garantizar que las vacunas, que sean eficaces y seguras desde el punto de vista médico, así como éticamente aceptables, y también sean accesibles a los países más pobres de una manera que no sea costoso para ellos», dijo.

Si desea más información relacionada, le sugerimos ver el siguiente enlace:

Artículo anteriorAsí afecta a las vacunas la nueva cepa de coronavirus detectada en Reino Unido
Artículo siguienteConfirman los primeros casos de coronavirus en la Antártida, en una base militar chilena