¿Cómo lidiar con un compañero de trabajo incompetente que se cree brillante?

No son conscientes de sus limitaciones y sobreestiman sus habilidades. Tenerlos en tu equipo de trabajo es perjudicial para el grupo.

0
331

El primer paso de la ignorancia es presumir de saber”. Baltasar Gracián, escritor español del Siglo de Oro, explicó el desengaño del mundo en su novela ‘El Criticón’, una de las obras maestras de la literatura universal.

En esta frase pudo resumir uno de los mayores, y repetidos errores, de aquellas personas que sobreestiman sus habilidades y que no dejan de ser unos incompetentes.

Tres siglos después, los psicólogos David Dunning y Justin Kruger, identificaron y describieron este comportamiento. Denominado como ‘efecto Dunning-Kruger’, contempla a aquellos individuos que no son conscientes de sus limitaciones y creen saber mucho más de lo que realmente conocen.

Tienen además el incómodo añadido que les confiere ‘su’ verdad absoluta, siendo un toro difícil de lidiar. En muchos casos, lejos de lo que pudiera parecer, la ignorancia ofrece más confianza que el conocimiento. Por el contrario, esta investigación también reconoce el efecto antagónico, aquel que hace referencia a las personas competentes y con grandes habilidades que son más conscientes de sus limitaciones.

En el ámbito laboral estas características se potencian haciendo que el clima de trabajo se vuelva muy pesado y crezcan las tensiones al darse de bruces con una persona terca, que defiende sus ideas sin conocimiento y que no aporta valor añadido, si bien, en un extremo opuesto, lo resta.

Consecuencias en el ámbito laboral

Cuando nos encontramos a uno de estos empleados con el que tenemos que compartir tiempo y trabajo todos los días, la primera reacción que se nos viene a la cabeza es el enfrentamiento, la defensa de lo correcto, la irritación o, en su defecto, la frustración, las ganas de huir y el deseo de que el día acabe pronto.

No deja de ser un suplicio laboral, puesto que el grupo se ve lastrado por su presencia, con consecuencias como la bajada del rendimiento, la disminución de la productividad y el aumento de la ansiedad.

Una de las recomendaciones para tratar con estos individuos es zanjar la conversación y pasar a otro tema. Pero esta reacción no vale para todas las personas ni situaciones y en realidad no está frenando el problema.

El planteamiento de una nueva perspectiva que no haga entender a la otra persona que la estamos atacando (puesto que se pondrá a la defensiva y será aún peor) es una opción correcta. Estamos abriendo aquí vías de pensamiento y formas de actuación distintas de una manera sutil que no amenacen directamente el pensamiento de nuestro compañero.

Problemas asociados y estrategias

No es el único déficit que tienen estas personas, sino que también suele estar asociado a una capacidad mínima de trabajo, de entrega, de motivación y de compañerismo. En ese caso es correcto hablar con ellos, en vez de desahogarnos con otros compañeros más afines y enrarecer más el ambiente laboral.

Esta estrategia conciliadora, que requiere de mucho tacto, debe basarse en una conversación para averiguar qué le lleva a tomar estas actitudes y este enfrentamiento con los que le rodean. No vale con decirle a la cara “no te soporto” y demás calificaciones que te dejarán a gusto, pero que no arreglarán nada. Hay que intentar saber si son otros problemas o situaciones las que le llevan a comportarse así.

La formación constante es otro de los métodos que pueden utilizarse. Tiene que aprender a reconocer el problema y ganar conocimientos en esas áreas donde flaquea, pero él cree controlar. 

El entrenamiento a esas personas con más incompetencias les hará darse cuenta de que están equivocadas y, al mismo tiempo, se volverán personas más competentes y serán conscientes de sus limitaciones. Información extraída de muynegociosyeconomia.es

Si desea más información relacionada, le sugerimos ver el siguiente enlace:

10 preguntas ‘trampa’ que te pueden hacer en una entrevista de trabajo

Artículo anterior¿Por qué crece el interés de encontrar fuentes de calor en las profundidades de la Tierra?
Artículo siguienteDescubren nuevas formas de vida 900 metros debajo del hielo de la Antártida