Liberan mosquitos genéticamente modificados en los Cayos de la Florida

En la etapa inicial se liberarán 144.000 mosquitos machos en el piloto de tres meses.

0
342

Esta semana comenzó en los Cayos de la Florida la primera liberación de mosquitos genéticamente modificados en Estados Unidos. Se trata de la culminación de una década de esfuerzos de las autoridades locales encargadas del control de mosquitos para ver si un organismo genéticamente modificado es una alternativa viable al uso de insecticidas en la región.

Para la primera fase de 12 semanas de duración, se colocaron cajas azules y blancas con cerca de 12.000 huevos genéticamente modificados en seis áreas pequeñas de Ramrod Key, Cudjoe Key y Vaca Key. Fueron desarrollados por una compañía de propiedad estadounidense con base en Gran Bretaña que se llama Oxitec. Cuando se agrega agua, los mosquitos eclosionan, maduran y se introducen en el ambiente durante la semana siguiente.

Un grupo pequeño de residentes de los Cayos ha luchado contra la liberación de lo que llaman «mosquitos mutantes» desde que se anunció el proyecto. Y están furiosos.

«Nuestra oposición ha sido larga y fuerte», dijo Barry Wray, director ejecutivo de la Coalición Ambiental de los Cayos de Florida. «Vivimos aquí, esta es nuestra casa, y nos están obligando a aceptarlo a la fuerza».

«Lo único que puedes hacer legalmente en este punto es pararte en tu jardín con un rociador de insectos», dijo Mara Daly, residente de Cayo Largo que ha luchado contra la liberación durante ocho años. «No puedes tocar una caja, pero puedes rociar la m****a de tu propio jardín si no quieres ser parte de la prueba».

Primera liberación de mosquitos genéticamente modificados en Estados Unidos

El proyecto de los Cayos de Florida recibió luz verde de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) en mayo de 2020 y tiene la aprobación para liberar hasta 750 millones de mosquitos alterados genéticamente en 2021 y 2022.

El objetivo del programa: Aedes aegypti, una especie invasora de mosquito que porta varias enfermedades potencialmente mortales. Entre ellas están la fiebre amarilla, el dengue y el virus del Zika.

La propagación rápida del Zika se convirtió en una emergencia de salud pública a nivel mundial en 2016 después de un aumento alarmante de bebés que nacieron con cabezas anormalmente pequeñas, una condición llamada microcefalia, de madres infectadas con Zika en Brasil y la Polinesia Francesa.

El Aedes aegypti propagó el virus a al menos 34 países y territorios, incluidos Texas y Florida en Estados Unidos.

El dengue en Florida

Los brotes de dengue, a menudo epidémicos en Puerto Rico, el Caribe, América Latina y el sudeste asiático, también golpean al sur de la Florida. Cayo Largo tuvo un brote pequeño en 2019 y 2020, mientras que Cayo Hueso tuvo brotes en 2009 y 2010.

El dengue, conocido por los dolores de cabeza penetrantes y el dolor articular que crea, también causa síntomas similares a los de la gripe, incluidos fiebre y erupciones cutáneas. Los casos graves pueden causar hemorragia, shock, fallos orgánicos e incluso la muerte.

En realidad, la liberación de 2021 incluirá mucho menos de los 750 millones aprobados por la EPA, dijo Nathan Rose, quien dirige los asuntos regulatorios de Oxitec.

En la etapa inicial se liberarán 144.000 mosquitos machos en el piloto de tres meses, dijo Rose. Después se realizarán pruebas adicionales para garantizar que los mosquitos se aparean con las hembras y reducen la población según lo planeado.

Si resulta exitoso, se podrían liberar hasta 20 millones más de mosquitos machos durante el punto alto de la temporada de mosquitos este año.

Un compañero mortal

El método de Oxitec apunta a los mosquitos hembra del Aedes aegypti, porque son los únicos que pican en busca de sangre, que a su vez necesitan para madurar sus huevos. Los machos se alimentan solo de néctar y no pican a las personas.

Si bien muchos mosquitos viven en las hierbas y los campos, la hembra del Aedes aegypti prefiere vivir alrededor de su presa favorita: los humanos. Además puede reproducirse en espacios tan pequeños como los floreros y los desagües de la ducha. ¿Qué pasa con los recipientes olvidados o desechados en patios traseros o en sitios de construcción? Aun mejor.

A diferencia de las especies que pululan y muerden ferozmente, la hembra del Aedes aegypti es sigilosa. Prefiere esconderse debajo de una silla, esperando el momento adecuado para atacar, generalmente durante el día. Mientras toma un sorbo o dos de tu sangre, deposita cualquier virus que lleva consigo y luego se va a la siguiente víctima.

¿Cómo funcionan estos mosquitos genéticamente modificados?

La solución de Oxitec al problema es OX5034, una versión 2.0 de su modificación original del Aedes aegypti. A diferencia de la versión 1.0, diseñada para matar a toda la descendencia, el modelo más nuevo fue alterado genéticamente para transmitir un gen letal que solo mata a las hembras.

El ‘interruptor de muerte’ se activa en la fase larvaria del crecimiento de la hembra, mucho antes de que eclosione y crezca lo suficiente como para picar y propagar una enfermedad.

Solo las hembras que se desarrollan en un ambiente con antibióticos de la familia de las tetraciclinas vivirán para aparearse y dar a luz, dijo Frandsen. Esas hembras se preservan en las instalaciones de Oxitec en Oxford, Inglaterra.

Los huevos que producen se envían a Florida para su liberación. Como no hay antibióticos en las cajas de liberación, solo comida y agua, los únicos mosquitos OX5034 que sobrevivirán y volarán son los machos, explicó Rose.

Una vez que maduran, los machos genéticamente modificados se aparean con hembras silvestres locales y les transmiten el gen letal que hace morir a las crías hembras. Los mosquitos machos OX5034 pueden sobrevivir durante varias generaciones, o cerca de tres a cuatro meses, transmitiendo sus genes modificados a la descendencia masculina.

Si una cantidad suficiente de machos genéticamente modificados se aparea con hembras locales, la población de hembras que pican se reducirá en unos meses, al igual que la transmisión de enfermedades.

Una larga lucha en Florida

El estado de Florida emitió un Permiso de Uso Experimental en junio de 2020 después de que siete agencias estatales aprobaran el proyecto por unanimidad. Obtener esa aprobación llevó más de una década.

Los brotes locales de dengue hace una década dejaron al Distrito de Control de Mosquitos de los Cayos de Florida desesperado en búsqueda de nuevas opciones. La avalancha de esfuerzos —incluida la fumigación aérea, en camiones y con mochila, y el uso de peces que se alimentan de mosquitos— fueron en gran medida ineficaces.

Y también costosos: la agencia generalmente presupuesta más de US$ 1 millón al año para combatir al Aedes aegypti.

El distrito solicitó ayuda a Oxitec en 2012. La compañía había desarrollado un mosquito macho llamado OX513A, programado para morir antes de la edad adulta a menos que creciera en agua que contenía el antibiótico tetraciclina.

A los lotes de OX513A se les permitiría vivir y aparearse con hembras. Sin embargo, tanto su descendencia masculina como la femenina heredarían la nueva programación y morirían, lo que limitaría el crecimiento de la población.

El mosquito se probó en las Islas Caimán, Panamá y Brasil. Oxitec reportó una gran tasa de éxito en cada liberación. Por ejemplo, un ensayo en una zona urbana de Brasil redujo la presencia de Aedes aegypti local en un 95%.

Pero cuando se corrió la voz en los Cayos de Florida de que estaba en camino un mosquito genéticamente modificado, la reacción en contra del público fue rápida. Una petición de Change.org en contra de la propuesta ya tiene más de 237.000 adhesiones.

La EPA y la Administración de Medicamentos y Alimentos pasaron años investigando el impacto del mosquito en la salud humana y el medio ambiente, lo que permitió que la población hiciera sus aportes durante el proceso, dijo Frandsen.

En medio del proceso, Oxitec desarrolló el OX5034 de segunda generación, al que denominó mosquito Aedes aegypti «amigable».

Mosquito nuevo, preocupaciones similares

En la actualidad, a grupos ambientalistas y activistas locales les preocupa que el nuevo mosquito «amigable» no se haya probado de manera tan rigurosa, una afirmación que Oxitec refuta rotundamente.

Una de las preocupaciones es que algunas larvas hembras puedan vivir y alcanzar fuentes locales de antibióticos, desactivando así su interruptor genético para morir. Distintos productos farmacéuticos, incluidos antibióticos, se encuentran en el suministro de agua, principalmente por «la excreción humana y por los medicamentos que se tiran por el inodoro», según el Servicio Geológico.

Rose, de Oxitec, dijo que los reguladores estudiaron específicamente si había alguna fuente potencial de tetraciclina en el área del proyecto. La conclusión fue que no.

El Aedes aegypti vuela distancias muy cortas. Normalmente no recorre más de 150 metros en sus dos semanas de vida. En este momento, los críticos afirman que continuarán luchando contra el proyecto.

Si desea más información relacionada, le sugerimos ver el siguiente enlace:

Así fue el arriesgado rescate de 9 jirafas de una isla a punto de hundirse

Artículo anterior700 millones de personas podrían sufrir sequía extrema en 2100, según estudio
Artículo siguienteHallan decenas de nuevos minerales en una península volcánica de Rusia