Los padres que no disciplinen a sus hijos tendrán que apoyarlos toda la vida

La falta de límites en la crianza de nuestros hijos ha dado lugar a una ausencia de disciplina y esto, es -casi- tan peligroso como una crianza basada en el castigo desmedido.

0
172

Durante años, la disciplina estuvo ligada a métodos educativos autoritarios basados en el castigo, ya que se creía que de esa manera se mejoraría la conducta de los más pequeños. Las consecuencias negativas de una disciplina autoritaria y violenta, dieron lugar a nuevas corrientes, que alentaban a padres y madres a mantener una crianza respetuosa y dejar que sus hijos cometieran errores sin reprimirlos por ello.

Sin embargo, la falta de límites en la crianza de nuestros hijos ha dado lugar a una ausencia de disciplina y esto, es -casi- tan peligroso como una crianza basada en el castigo. En efecto, si deseamos que nuestros pequeños crezcan felices, sean hombres y mujeres de bien en un futuro y entiendan que no todo gira a su alrededor, debemos hacer uso de los límites y la disciplina.

En sintonía con lo planteado, el reconocido psiquiatra y escritor, Içami Tiba, ha reflexionado en su libro “Padres y educadores de alto rendimiento” sobre cómo aquellos padres que no imponen reglas ni límites a sus hijos, terminan criando adultos inseguros e independientes, que necesitarán apoyo por el resto de sus vidas.

Con más de 40 libros sobre educación escolar y familiar en su haber, Tiba posee una extensa experiencia y con el paso de los años, ha logrado convertirse en un referente para educadores, colegas y familias de todo el mundo. Sus palabras, llenas de sabiduría, de seguro te dejarán pensando.

Estas son los 29 comportamientos de los padres que crían hijos sin límites según Içami Tiba: 

  • Resolver por el niño lo que puede hacer por sí mismo. 
  • Dejar pasar respuestas groseras y falta de respeto hacia los demás. 
  • No penalizar el Incumplimiento de las obligaciones. 
  • Estar de acuerdo con todo lo que hace y dice el niño para no molestarlo. 
  • Permitir que el niño imponga sus deseos inapropiados a todos. 
  • Creer que “ni siquiera sabe lo que hace”. 
  • Permitir que el niño gaste el dinero de su comida en otras cosas. 
  • Asumir la responsabilidad de lo que hace su hijo. 
  • Tener que repetir la misma orden muchas veces. 
  • Hacer silencio cuando se da cuenta de que el niño ha falsificado la firma de sus padres. 
  • Conspirar con su delincuencia. 
  • Dar “palizas pedagógicas”. 
  • Tener que subcontratar la educación de los niños. 
  • Permitir que los niños hagan en el hogar lo que no deberían hacer en el entorno social. 
  • Ignorar que el niño tiró basura al piso.  
  • Justificar los fracasos de los niños como errores de otros. 
  • Aprovechar personalmente cualquier ventaja que tenga por el niño. 
  • Minimizar el cumplimiento de las reglas y órdenes establecidas. 
  • Tolerar mentiras, traiciones, pequeños robos, etc. 
  • Inventar excusas para los propios errores del niño. 
  • Permitirles probar drogas. 
  • Cambiar las reglas existentes para favorecer a los niños. 
  • Instigar superioridad religiosa, económica, familiar, etc. 
  • Fingir que no notó la ingratitud y el abuso que cometieron sus hijos. 
  • Dividir el mundo en gente inteligente y tonta. 
  • Ser cómplice en las transgresiones y faltas de los hijos. 
  • Colocar a su hijo por encima de todo y de todos. 
  • Hacer la tarea de su hijo. 
  • Ayudar al niño a “saltarse” las pruebas. 
  • Amenazar o agredir a los maestros o padres de los amigos de sus hijos por errores que son de ellos. 

Entonces, si una disciplina autoritaria es nociva para el desarrollo de nuestros hijos y una falta de disciplina también lo es ¿qué podemos hacer? 

El psiquiatra afirma que el truco está en encontrar el equilibrio entre ambos extremos para lograr Se trata de encontrar el equilibrio entre ambos extremos para que el niño comprenda las consecuencias de sus actos y así, favorecer el desarrollo de aptitudes como la autosuficiencia y el autocontrol.

Después de analizar estos hábitos, ¿Qué conclusiones te merecen? ¿Cómo estás desempeñando tu rol de madre o padre? Este maravilloso informe fue extraído de psicoanalisisyliteratura.com

Si desea más información relacionada, le sugerimos ver el siguiente enlace:

¿Cómo hablar de pornografía con los hijos?

Artículo anteriorNacen 97 tiburones bebé a través de la inseminación artificial
Artículo siguienteCientíficos diseñan nanopartículas que atrapan y eliminan el coronavirus

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí