Los perros pueden rastrear el coronavirus con impresionante precisión

Esta investigación confirma que existe un olor a SARS-CoV-2 que los perros pueden detectar. De hecho, los nueve perros pudieron identificar fácilmente muestras positivas con una precisión del 96%.

0
150

Los perros entrenados pueden olfatear muestras positivas de COVID-19 con un 96 % de precisión. Esta es la conclusión a la que han llegado un estudio elaborado por la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos). Además, los resultados de la investigación han sido publicados en la revista PLOS ONE.

Según Cynthia Otto, autora principal del estudio, este trabajo es bastante complejo. De hecho, los perros deben ser de razas específicas para detectar el olor de la infección, pues tienen que descartar los olores de fondo de todo tipo de personas (hombres, mujeres y niños de diferentes etnias y geografías).

Mediante este estudio, los investigadores han podido descubrir que los perros son capaces de detectar la COVID-19. No obstante, se requiere de más entrenamiento, puedes debe realizarse con mucho cuidado y, a ser posible, con muchas muestras.

Desarrollo de la investigación

Este equipo de investigadores tiene años de experiencia en el entrenamiento de perros para la detección médica, incluyendo algunas enfermedades como el cáncer de ovario. Por ello, cuando llegó la pandemia, no dudaron en aprovechar este momento histórico para diseñar un estudio de detección de coronavirus.

Otto trabajó en colaboración con la experta en coronavirus, Susan Weiss, para procesar algunas de las muestras en el laboratorio y así inactivar el virus. De esta forma, los perros podrían olfatear las muestras sin peligro.

Por otro lado, en el estudio se emplearon ocho perros labradores y un pastor belga malinois que no había realizado previamente trabajos de detección. Primero, los investigadores los entrenaron para reconocer un olor distintivo, una sustancia sintética conocida como compuesto de detección universal. Después, utilizaron una ‘rueda de olor’ con 12 muestras diferentes, recompensando al perro cuando respondían a la muestra que contenía el compuesto.

Después, el equipo de investigadores comenzó a entrenarlos para responder a las muestras de orina de pacientes positivos al SARS-CoV-2discernir las muestras positivas de las negativas. Las muestras negativas se sometieron al mismo tratamiento de inactivación que las muestras positivas para que las mascotas no corrieran peligro.

Resultados del estudio

Al procesar los resultados, los investigadores descubrieron que después de tres semanas de entrenamiento, los nueve perros pudieron identificar fácilmente muestras positivas de SARS-CoV-2 con una precisión del 96%. Sin embargo, su sensibilidad o capacidad para evitar falsos negativos fue menor.

Las principales conclusiones del estudio, además de confirmar que existe un olor a SARS-CoV-2 que los perros pueden detectar, fueron que el entrenamiento de los canes debería implicar un gran número de muestras diversas y que los perros no deberían ser entrenados repetidamente con las muestras de un solo individuo.

Además, según los científicos esta investigación no solo puede aplicarse al SARS-CoV-2, sino también a otras enfermedades (como el cáncer) que son difíciles de detectar. Informe extraído de muyinteresante.es

Si desea más información relacionada, le sugerimos ver el siguiente enlace:

Rusia registra la “primera” vacuna contra el COVID-19 para animales

Artículo anteriorDía Mundial de los Océanos
Artículo siguienteMás de 150 sismos sacudieron hoy la frontera entre California y México