Un calamar que parece “de otro planeta” fue visto a 4 mil metros de profundidad

Se trata de una especie única que fue vista por primera vez. Emite luces y es de una belleza increíble. Mirá el video.

0
133

Las tenebrosas profundidades oceánicas no son precisamente acogedoras para las criaturas terrestres. Además de la falta de luz para ver y de aire para respirar, el peso de toda el agua de arriba crea una presión aplastante.

Pero esta parte del mundo sin luz está repleta de vida propia; vida que ha evolucionado para prosperar en estas condiciones, una vida que no se parece a nada que pueda encontrar en las costas más secas, explica Science Alert.

Gran parte de esta vida, durante gran parte de la historia de la humanidad, ha sido inaccesible. Ha estado ahí abajo, en la penumbra, haciendo lo suyo. Pero la invención relativamente reciente de vehículos submarinos operados a distancia, o ROV, finalmente nos está abriendo los ojos a este mundo oscuro, extraño y silencioso.

Un calamar único

En octubre de 2019, los científicos del Schmidt Ocean Institute, a bordo del barco de investigación Falkor se encontraron con una criatura así mientras pilotaban el ROV SuBastian: un calamar de otro mundo, rara vez visto por los ojos humanos, informa Science Alert.

Este género habita en las profundidades mesopelágicas y batipelágicas inferiores del océano, hasta 4.000 metros de profundidad, casi por completo fuera del alcance de los rayos del sol.

El Planctoteuthis capturado en las raras imágenes (ahora resurgido por el instituto con motivo de su segundo aniversario) se parece muy poco a lo que esperarías que se viera un calamar, informa Science Alert.

Tiene una cola larga y ornamentada con muchos apéndices; por el contrario, sus brazos parecen bastante pequeños. En este individuo, la cola está decorada con largas serpentinas azules y células llamadas iridóforos que brillan cuando el calamar se mueve a través del agua.

Estos iridóforos son pilas de células muy delgadas que pueden reflejar la luz en diferentes longitudes de onda. Aquí, brillan dorados, reflejando la luz que brilla en los faros del ROV. En las condiciones de penumbra en las que suele vivir el calamar, estas células pueden aprovechar la poca luz que hay disponible para parpadear y destellar, aunque se desconoce el propósito de esto.

Podría ser para atraer presas, ahuyentar a los depredadores o comunicarse con otros calamares, o tal vez una combinación.

Muchos misterios

Este pequeño y delicado género de calamares se conoce en gran parte por muestras extraídas de las profundidades y dañadas en el proceso. Solo hemos visto a Planctoteuthis vivo en su hábitat natural muy raramente, por lo que hay muchas cosas que no sabemos, informa Science Alert.

Por ejemplo, los científicos han encontrado en las muestras características que generalmente solo se ven en calamares juveniles. Esto sugiere que el género podría ser neoténico o lento para madurar. Tampoco sabemos la razón de las colas largas y elaboradas.

Sin embargo, cuando una criatura no se parece a su especie, es muy probable que se parezca a otra cosa. A esto se le llama mimetismo , y en el reino animal a menudo confiere una ventaja para evitar a los depredadores, informa Science Alert.

Se cree que este Planctoteuthis específico se asemeja a un sifonóforo, un animal compuesto que posee células urticantes y emite luz para atraer a sus presas.

Planctoteuthis podría estar secuestrando la apariencia de un sifonóforo para tratar de atraer presas similares, pero también para repeler a los depredadores que normalmente estarían preocupados de ser picados por un sifonóforo, informa Science Alert.

A medida que continuamos sumergiéndonos en las profundidades del océano, solo podemos aprender más sobre estos misteriosos calamares. 

Cada expedición trae avistamientos raros que nos cuentan un poco más de este mundo inquietante, hermoso y misterioso.

Si deseas más información relacionada, te sugerimos ver:

Artículo anteriorEncuentran las huellas de ‘prehumanos’ más antiguas del mundo
Artículo siguienteLa historia del alce que vivió más de dos años con un neumático en su cuello

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí