El aceite de palma puede favorecer la metástasis del cáncer

Empleado habitualmente en alimentación (crema de cacao, galletas, tartas...), el aceite de palma es rico en grasas saturadas. Ahora han descubierto otro lado oscuro.

0
287

La metástasis se produce cuando las células cancerosas se desprenden del tumor primario y se expanden a otros órganos o tejidos. Es la causante del 90% de las muertes por cáncer. Ahora, un nuevo estudio, publicado en la revista Nature y financiado en parte por la organización benéfica británica Worldwide Cancer Research, descubre cómo el ácido palmítico –el componente principal del aceite de palma– altera el genoma del cáncer, aumentando la probabilidad de que el cáncer se propague. Los investigadores han comenzado a desarrollar terapias que interrumpen este proceso y dicen que un ensayo clínico podría comenzar en los próximos años.

Altera el tumor, haciéndolo más agresivo

La metástasis es promovida por los ácidos grasos en nuestra dieta, pero no está claro cómo funciona y si todos los ácidos grasos contribuyen a la metástasis. Este hallazgo, de la investigación dirigidos por expertos del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona, revelan que uno de esos ácidos grasos que se encuentran comúnmente en el aceite de palma, llamado ácido palmítico, promueve la metástasis en carcinomas orales y cáncer de piel melanoma en el experimento realizado con ratones. 

Otros ácidos grasos llamados ácido oleico y ácido linoleico (grasas omega-9 y omega-6 que se encuentran en alimentos como el aceite de oliva y las semillas de lino) no mostraron este efecto.

La investigación encontró que cuando el ácido palmítico se complementó en la dieta de los ratones, no solo contribuyó a la metástasis, sino que también ejerció efectos a largo plazo sobre el genoma. Las células cancerosas que solo habían estado expuestas al ácido palmítico en la dieta durante un corto período de tiempo permanecieron altamente metastásicas incluso cuando el ácido palmítico se había eliminado de la dieta.

Si las cosas van según lo planeado, podemos comenzar nuestro primer ensayo clínico en unos dos años. Estoy muy entusiasmado con esta investigación y haciendo un gran esfuerzo para crear los mejores tratamientos de los que se espera que se beneficien los pacientes con cáncer en un futuro próximo“, explica Salvador Aznar-Benitah, del Instituto de Ciencia y Tecnología y coautor del trabajo.

En el futuro, este proceso podría dirigirse con medicamentos o planes de alimentación cuidadosamente diseñados, pero el equipo detrás del trabajo advirtió que los pacientes no se sometan a dietas en ausencia de ensayos clínicos, ya que “aún es pronto para determinar qué tipo de dieta podrían consumir los pacientes con cáncer metastásico para ralentizar el proceso”, aclaran los autores.

Lo que sí es importante es que el estudio se suma a la evidencia emergente de que la dieta puede usarse para mejorar los tratamientos contra el cáncer ya presentes en el organismo, porque las células tumorales dependen de manera desproporcionada de ciertos nutrientes, o son necesarios en etapas críticas como la metástasis.

Este descubrimiento es un gran avance en nuestra comprensión de cómo la dieta y el cáncer están vinculados y, quizás lo más importante, cómo podemos utilizar este conocimiento para iniciar nuevas curas para el cáncer”, expuso Helen Rippon, directora ejecutiva de Worldwide Cancer Research. Informe extraído de muyinteresante.es

Si deseas más información relacionada, te sugerimos ver:

Artículo anteriorNereus, el asteroide de 330 metros que rozará la Tierra el 11 de diciembre
Artículo siguienteVideo: Letal y experto trepador: así es el manul, el gato salvaje siberiano