50 millones de personas bajo máxima alerta de tiempo invernal en la costa este de EE. UU.

Un enorme sistema de tormentas de nieve y lluvias heladas afecta a gran parte de Estados Unidos desde el fin de semana, mientras se espera que condiciones de hielo paralicen varias regiones.

0
303

Más de 50 millones de personas en todo el este de Estados Unidos están bajo alertas de tiempo invernal este lunes luego de que un enorme sistema de tormentas dejara su huella desde Florida hasta Maine, generando tornados, lluvia helada y fuertes nevadas en toda la región.

Después de causar cortes de energía generalizados y cierres de carreteras importantes en todo el sureste el domingo, la tormenta invernal cambiará de rumbo y llevará intensas nevadas al noreste.

Pittsburgh y Buffalo, en el estado Nueva York, podrían ver de 20 a 30 centímetros de nieve, dijo el meteorólogo de CNN Michael Guy. También se esperan más de 30 centímetros de nieve intensa en la parte superior del valle de Ohio a través de la región inferior de los Grandes Lagos el lunes, según el Servicio Meteorológico Nacional.

Los fuertes vientos también podrían provocar inundaciones a lo largo de la costa desde Virginia hasta Maine, dijo Guy. Buffalo podría ver ráfagas de viento de hasta 72 kilómetros por hora el lunes, mientras que la ciudad de Nueva York podría registrar ráfagas de 88 kilómetros por hora durante la noche del domingo al lunes y algunas partes de Maine podrían ver ráfagas de más de 100 kilómetros por hora.

Hasta las primeras horas de este lunes, la tormenta había dejado sin electricidad a más de 180.000 clientes a su paso, según PowerOutage.us. Entre estos más de 30.000 en Carolina del Norte y Carolina del Sur. Georgia tenía casi 27.000 clientes sin electricidad, mientras que Virginia tenía 13.000 y Pensilvania tenía más de 23.000 clientes a oscuras.

El aire frío detrás del sistema de tormentas y una inmersión ártica previa en el noreste mantendrán las temperaturas bajo cero en esa región hasta el miércoles. Mientras que partes del sur y del Atlántico medio verán una recuperación de la temperatura el martes, dijo Guy. Pero se perfila otra ronda de frío intenso y posiblemente más nieve para el final de esta semana, agregó.

Advertencia a automovilistas por tormenta

Si bien lo peor de la tormenta se desplaza hacia el noreste, las carreteras seguirán siendo peligrosas en gran parte del sureste el lunes, especialmente en los pasos elevados y zonas más altas, dijo Guy.

Las temperaturas cercanas al punto de congelación mantendrán las carreteras resbaladizas en Knoxville, Tennessee, y Asheville, Carolina del Norte, y en las áreas al norte hasta el centro de Ohio.

¿Dónde se espera nieve en los próximos días en EE.UU.?

Aquí se muestra el total de nieve que el Servicio Meteorológico Nacional predice que caerá en los estados del país

También podría haber problemas de formación de hielo el lunes en áreas como Winston-Salem, Carolina del Norte; Roanoke, Virginia, y Charleston, Carolina del Norte, dijo Guy.

Los gobernadores de Virginia, Carolina del Sur y Carolina del Norte activaron a la Guardia Nacional como apoyo en la respuesta a la tormenta.

“Están equipados con vehículos de respuesta a emergencias que pueden moverse a través de la nieve”, dijo el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, sobre los 200 miembros de la Guardia Nacional desplegados en su estado.

“Han caído entre ocho y 12 pulgadas de nieve en algunos condados, y una cantidad considerable de hielo está causando problemas en la parte central del estado”, dijo Cooper el domingo.

Las autoridades respondieron a más de 400 accidentes el domingo, dijo el portavoz de la Patrulla de Carreteras del Estado de Carolina del Norte, el sargento primero Christopher Knox a CNN el domingo por la noche.

Dijo que dos personas, ambas de 41 años y de Myrtle Beach, Carolina del Sur, murieron el domingo por la mañana en la I-95 en el condado de Nash después de que su vehículo se salió de la carretera y golpeó varios árboles.

“Exceder una velocidad segura para las condiciones es la causa próxima de la colisión”, dijo Knox. “El clima en ese momento era una mezcla de precipitaciones invernales”.

Activan la Guardia Nacional

En Carolina del Sur, se activaron 120 miembros de la Guardia Nacional y muchos han estado ayudando a los automovilistas varados, dijo en Twitter la Guardia Nacional de Carolina del Sur.

Y en Virginia, 75 miembros de la Guardia Nacional se organizaron para responder a la tormenta, incluido “personal con motosierras para despejar árboles caídos y vehículos tácticos de servicio pesado capaces de viajar a través de la nieve profunda en lugares clave”, dijo la Guardia Nacional de Virginia en un comunicado de prensa.

La Policía Estatal de Virginia dice que la agencia respondió a por lo menos 142 choques de tránsito y 162 vehículos averiados durante un período de casi 13 horas el domingo.

La oficina del Servicio Meteorológico Nacional en Atlanta reportó numerosos accidentes en el norte de Georgia el domingo y el gobernador Brian Kemp pidió a los residentes que se mantuvieran alejados de las carreteras.

“Posible presencia de hielo negro esta noche con temperaturas que bajan a los 20 grados, así que manténgase alejado de las carreteras esta noche y mañana, si es posible. Va a ser muy traicionero en muchas partes de nuestro estado”, dijo el gobernador en Twitter el domingo. “Además, el potencial de líneas eléctricas caídas es muy alto en este momento. Por lo tanto, cuanto menos tráfico tengamos en las carreteras, más fácil será para nuestros socios despejar las carreteras y restaurar la energía”.

Los viajes aéreos también se vieron afectados por las condiciones invernales, con más de 3.000 vuelos estadounidenses cancelados el domingo y más de 1.150 vuelos cancelados hasta el lunes por la mañana, según FlightAware.com.

Tornados en Florida

La tormenta invernal afectó a algunos residentes de Florida con raras ráfagas de nieve el domingo. El Servicio Meteorológico Nacional en Mobile, Alabama, tuiteó un video de un residente de Pensacola, Florida, de ráfagas en su casa y se informaron rastros en las cercanías de Walnut Hill.

Pero el sistema causó condiciones mucho más peligrosas al suroeste de Florida, donde por lo menos dos tornados destruyeron al menos 28 casas en el condado de Lee y dañaron otras, dijeron las autoridades.

Actualmente, al menos 62 viviendas son “inhabitables”, dijo Cecil Pendergrass, copresidente de la junta de comisionados del condado, en una conferencia de prensa.

Aquí es donde el Servicio Meteorológico Nacional detecta una acumulación de al menos una pulgada de nieve en el territorio continental de Estados Unidos.

Uno de los tornados fue un EF2 con vientos máximos de 189 kilómetros por hora. Es posible que haya destruido por completo 30 casas móviles de las 108 casas móviles dañadas cerca de Fort Myers, según una encuesta de daños realizada por el Servicio Meteorológico Nacional.

Se reportaron cuatro heridos, pero nadie fue llevado a un hospital, dijeron las autoridades.

En el condado de Charlotte, al norte de Fort Myers, un tornado EF1 con vientos de 177 kilómetros por hora dejó un camino de destrucción, según el servicio meteorológico.

“Una tromba de agua se movió a través del estrecho de Gasparilla cerca de Boca Grande Causeway antes de trasladarse a tierra como un tornado de corta duración cerca de Placida y dañó al menos 35 casas y una instalación de almacenamiento en el puerto deportivo”, dijo el servicio meteorológico en un boletín.

Nadie resultó herido, pero algunos residentes fueron desplazados, dijo el gobierno del condado de Charlotte en un tuit.

Si deseas más información relacionada, te sugerimos ver:

Artículo anteriorPerro que se perdió desde hace cuatro meses, fue encontrado en medio de la nieve
Artículo siguienteLos robots de Elon Musk desarrollarán personalidades únicas como los humanos