Google sabe lo que haces 24/7: ¿cómo puedes evitarlo? Te explicamos…

Configurar la privacidad de tus dispositivos es esencial.

0
439

Si estás utilizando alguna aplicación de Google, es probable que estés siendo rastreado. Incluso si desactivaste el historial de ubicaciones en tu cuenta de Google, aún no estás completamente libre del seguimiento de los pasos que das online.

Si bien deshabilitar esa configuración parece una solución única, algunas aplicaciones de Google aún sigue almacenando tus datos de ubicación. Simplemente abriendo la aplicación Google Maps o usando la búsqueda de Google en cualquier plataforma, queda registrada tu ubicación aproximada con una marca de tiempo.

Sin embargo, tras una investigación realizada por Associated Press en 2018, Google ha facilitado el control de la ubicación y otros datos que se guardan, y los que se eliminan con funciones como tus datos en Maps o en la barra de Búsqueda, que brindan acceso rápido a tus controles de ubicación. Sólo tienes que saber dónde buscar.

Sigue espiándote aunque lo desactives

Desactivar el historial de ubicaciones solo elimina de la función de línea de tiempo de Google Maps dónde has estado, que registra tu ubicación con ciertos datos en un momento determinado. La página de soporte de Google sobre el tema dice que incluso cuando se apaga, “algunos datos de ubicación pueden continuar guardándose en otras configuraciones”, como tu actividad web y de aplicaciones.

Google asegura que usa estos datos para mejorar la calidad de sus servicios y ofrecer funciones más personalizadas y útiles, y que esta información nunca se comparte con terceros o anunciantes. Pero si aún no estás muy convencido con eso, con unos pocos pasos más, generalmente puedes evitar que Google sepa dónde estás las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Solo ten en cuenta que desactivar esta configuración predeterminada tiene algunos inconvenientes. Si bien la configuración de Google puede parecer intrusiva para algunos, también ayuda a crear una experiencia online ultra personalizada, como ayudar a las personas a encontrar tiendas y bares cercanos, o ver anuncios personalizados. Ayudan a brindar a los usuarios información más relevante en lugar de información aleatoria, según Google.

A continuación, te mostramos cómo desactivar realmente el seguimiento de Google y cuáles podrían ser los resultados de hacerlo. Para eliminar la capacidad de Google de registrar tu ubicación, esto es lo que debes hacer:

Abre Google.com en tu navegador de escritorio o móvil. En la parte superior derecha, inicia sesión en tu cuenta de Google si aún no lo has hecho. Selecciona Administrar tu cuenta de Google. En el cuadro Privacidad y personalización, selecciona Administrar tus datos y personalización. Desplázate hacia abajo hasta Controles de actividad y selecciona Administrar tus controles de actividad.

Allí verás un cuadro llamado Actividad web y de aplicaciones. Desde allí, puedes desactivarlo. Saltará un cuadro de diálogo para asegurarse de que comprendes lo que estás haciendo al deshabilitar esta configuración.

¿Qué evitas con esto?

Desactivar esta configuración evita que Google almacene marcadores de ubicación asociados con acciones específicas y detiene el almacenamiento de información recopilada de búsquedas u otra actividad. Si lo apagas, mantendrás la privacidad de tu ubicación aproximada y otros lugares a los que vayas, como la dirección de tu casa.

Si deseas más información relacionada, te sugerimos ver:

Artículo anteriorLos robots de Elon Musk desarrollarán personalidades únicas como los humanos
Artículo siguienteLos niños tienen más microplásticos en sus heces que los adultos