Costoso y controversial: así es como los millonarios clonan a sus mascotas

Aunque la clonación de mascotas es sumamente polémica, está creciendo en popularidad incluso cuando es un procedimiento sumamente costoso.

0
169

Viagen Pets and Equine, con sede en Texas, es la primera y única compañía estadounidense que ofrece públicamente la clonación comercial de perros, gatos y caballos, y una de las pocas a nivel mundial con capacidad tecnológica para realizar este trabajo.

Sirviéndose de una biopsia, o una muestra de tejido del animal a clonar, la compañía obtiene el material genético suficiente como para generar clones de cualquier mascota, una práctica que genera polémica alrededor del mundo y que es muy costosa.

Una tendencia mundial

Más allá de las controversias que genera, la clonación de mascotas es una práctica que gana mayor popularidad cada día, incluso a pesar de sus costos elevados: la compañía Viagen cobra 50 mil dólares por clonar un perro, 30 mil por un gato y 85 mil por un caballo.

Aunque es una suma inalcanzable para la mayoría de los trabajadores, son muchas las personas, ricas y no ricas, que comenzaron a clonar a sus mascotas en el transcurso de los últimos años, algo que está sucediendo en todo el mundo.

Mascotas genéticamente idénticas

Aunque las técnicas de clonación pueden diferir de un tratamiento a otro, esencialmente inyectan un núcleo celular del animal a clonar dentro del óvulo de un animal donante al que previamente se le ha retirado todo su material genético.

El óvulo intervenido por esta técnica es criado en un laboratorio hasta que alcanza la fase embrionaria, momento en el que pasa a ser implantado en el útero o matriz de una madre subrogada, en donde completa su desarrollo hasta el momento del nacimiento.

Blake Russell, presidente de Viagen, explica que las técnicas de criopreservación permiten conservar el material genético a clonar durante un tiempo prácticamente indefinido: “una mascota clonada es, en pocas palabras, un gemelo genético idéntico, separado por años, décadas, quizás siglos”.

¿Qué sucede con las enfermedades y clonaciones fallidas?

A medida que el interés en la clonación de mascotas se fue incrementando, las organizaciones de defensa del bienestar animal han planteado diversas preocupaciones en torno al procedimiento.

Entre otros factores, las organizaciones han puesto énfasis en una nutrida cantidad de estudios científicos que sugieren que los animales clonados tienen una mayor propensión a padecer enfermedades.

Además, se critica la altísima tasa de fracaso en el procedimiento de clonación (en torno al 80 %, según un estudio de la Universidad de Columbia), que da como resultado el nacimiento de animales malformados o enfermos.

Una mascota clonada es un gemelo genético idéntico.

Por último, desde la Sociedad Real para la Prevención de la Crueldad en Animales, en Reino Unido, se ha detallado que el procedimiento de extracción de óvulos puede resultar doloroso y angustiante para las hembras.

No es posible clonar el comportamiento

Blake Russell detalla que jamás un animal clonado será una copia idéntica del original, especialmente en cuanto a su comportamiento: “hay mucho más en un animal que su ADN, y los animales clonados inevitablemente tendrán experiencias de vida diferentes, lo que resultará en animales con personalidades diferentes”.

Por otro lado, desde las organizaciones de bienestar animal se señala que la clonación de mascotas no hace más que agravar la crisis de sobrepoblación de animales sin hogar, que languidecen o mueren en refugios animales cada año. Informe extraído de latam.historyplay.tv

Si deseas más información relacionada, te sugerimos ver:

Artículo anterior¿Cuál es el lugar más radioactivo de una casa?
Artículo siguienteDía internacional de los niños en situación de calle