Así están ensamblando la Estación Espacial China

0
236

La exploración del Cosmos por la República Popular China es responsabilidad de la agencia conocida como Administración Espacial Nacional China (CNSA), creada en 1993. El programa espacial chino es una de las partes exitosas del vasto y costoso complejo militar industrial creado a principios de la década de 1960 por el entonces presidente Mao Zedong.

Durante la guerra fría, el complejo llegó a emplear a 16 millones de personas, entre ellas dos millones de científicos.

La carrera espacial de China ha sufrido muchas transformaciones que la han llevado a evolucionar, y en el 2003, luego de la reestructuración del programa espacial chino, finalmente alcanza los logros de los Estados Unidos y de Rusia. Al colocar una nave con tripulación en el espacio con las naves Shenzhou-5 y Shenzhou-6, el uso de vehículos de paseo espacial con la misión Shenzhou-7, dominando las tecnologías de encuentro y acoplamiento con las misiones Shenzhou-8 y Shenzhou-9.

Las tecnologías de vuelo espacial tripulado de China han madurado desde la misión Shenzhou-10, logrando enviar un total de 11 taikonautas al espacio, lo que la convierte en la nueva potencia de la industria espacial.

Ahora con la publicación de este video donde se puede observar el paso a paso del proceso, China demuestra los grandes avances que ha conseguido en el área espacial.

El proceso de ensamblaje que se detalla en el video se describe de la siguiente forma:

Primero llega el módulo Wentian, que se acopla al puerto frontal de la estación con sus paneles solares desplegados a medias. La estación, en el momento del acoplamiento, está recorriendo su órbita de espaldas para facilitar la maniobra.

Luego la estación vuelve a poner el «morro» hacia delante y se extienden completamente los paneles solares de Wentian.

Después se pone «de pie» y «de lado» para que el brazo robot que la estación monta para estas cosas desacople Wentian del puerto frontal y lo acople al puerto lateral izquierdo, su ubicación definitiva.

El siguiente paso es colocar la estación de nuevo de espaldas para la llegada de Mengtian y repetir el proceso, pero en este caso poniendo el módulo en el puerto lateral derecho.

Más tarde se marcha el carguero Tianzhou 4, que deja su sitio al Tianzhou 5.

Y finalmente llega la cápsula tripulada Shenzhou 15, que se acopla al puerto frontal mientras la Shenzhou 14 aún está atracada al puerto inferior.

Esto es un cambio respecto a anteriores visitas de tripulaciones a la estación, que no se solaparon. Si todo va según lo previsto el carguero Tianzhou 4 será lanzado el 10 de mayo e igual que sus predecesoras atracará de forma automática en la estación.

Desde la provincia china de Hainan, un cohete portador Gran Marcha-7 espera el momento en el Centro de Lanzamiento de Wenchang para propulsar el lanzamiento de la nave de carga Tianzhou-4 hacia la Estación Espacial China.

La Agencia de Vuelos Espaciales Tripulados de China ha explicado que el cohete y la nave se ensamblarán en el recinto de lanzamiento costero, y que se someterán a las últimas pruebas antes del vuelo de lanzamiento.

Hasta el momento, tanto las instalaciones como el material en el sitio de lanzamiento se encuentran en buenas condiciones y los sistemas de pruebas están ultimando los preparativos finales.

El 5 de junio es la fecha prevista para lanzar la Shenzhou 14. El turno de Wentian llegará el 24 de julio y el de Mengtian en octubre.

La llegada de Wentian y Mengtian deja terminada la construcción de la estación espacial china. Y por ahora no hay anunciados planes de ampliarla. Aunque China tiene previsto para 2024 el lanzamiento del telescopio espacial Xuntian, que estará en la misma órbita que la estación, lo que le permitirá acoplarse con ella para repostar combustible y realizar tareas de mantenimiento y reparación.

Zhou Jianping, diseñador jefe del programa espacial Shenzhou, ha explicado que la nave espacial podría ser utilizada para este turismo espacial al que el país asiático pretende abrirse. Sin embargo, China también está trabajando en la construcción de un cohete reutilizable que sea capaz de lanzar una nave espacial más grande.

Por otro lado, como la nave espacial Shenzhou solo puede transportar a tres astronautas en cada viaje, se espera construir aeronaves más grandes, que lleven a seis o siete personas, declaró Huang Kewu, funcionario de vuelos espaciales.

China quiere convertirse en el primer país en realizar un aterrizaje controlado sobre el lado oscuro de la Luna y su próximo gran logro será enviar en el 2024 taikonautas a la Luna para demostrar el símbolo de la marcha del país como superpotencia emergente asegurando que el espacio no se transformará en un campo de batalla inalcanzable en eventuales conflictos.

Referencia: @CNSpaceflight. 2022. China Spaceflight (Press Release)

Si deseas más información relacionada, te sugerimos ver:

Artículo anteriorEl tráiler de la nueva película de Avatar ya está listo
Artículo siguienteMisterio en el mar: hallan un camino de ladrillos amarillos a 3 mil metros de profundidad