Varios centros de esquí en Europa cerraron por falta de nieve

Mientras en un lado del mundo las temperaturas amenazan con un crudo inicio de año, al otro lado "el cambio climático está realmente sucediendo".

0
203

Gran parte de Europa experimenta actualmente condiciones meteorológicas inusualmente cálidas, con varios países del continente viviendo en Año Nuevo el día de enero más cálido jamás registrado.

En Francia, la temperatura promedio agregada en el último día de 2022 fue más de 8 °C más alta que la temperatura de referencia diaria para 1991-2020, según Météo-France, el servicio meteorológico nacional francés.

Las estaciones de esquí de los Alpes, particularmente las de las regiones más bajas, han cerrado temporalmente sus pistas ya que este clima cálido, combinado con lluvias torrenciales, elimina la nevada de diciembre.

Foto tomada el 30 de diciembre de 2022 de una pista de esquí en Riezlern, Austria. Foto de JFK / EXPA / AFP via Getty Images

Situación inestable

Laurent Reynaud, director general de Domaines Skiables de France, el organismo nacional que representa a las estaciones de esquí, dijo que la mitad de las 7.500 pistas de esquí en Francia están cerradas actualmente, debido a “la falta de nieve y mucha lluvia“.

En la actualidad, los centros turísticos de mayor altitud, como el popular Val Thorens, que se encuentra a unos 2.300 metros de altura, con una altitud máxima de 3.230 metros, siguen siendo fuertes. En general, son las estaciones de esquí europeas a menor altitud las que están sufriendo.

El local Mark Bennett tomó esta fotografía en Klewenalp en el centro de Suiza el 4 de enero de 2023. Crédito: Mark Bennett

En el resort francés Ax 3 Domaines, cuyo punto más alto alcanza los 2.400 metros, el representante Jaques Murat dijo que las condiciones de viaje en el complejo comenzaron a ir cuesta abajo a fines de diciembre, justo cuando estaba experimentando uno de sus períodos más ajetreados.

Cerrar las pistas fue una decisión difícil financieramente, pero a finales de diciembre el equipo sintió que no tenía otra opción.

Algunas estaciones también se están adaptando donde pueden, cambiando el alquiler de esquí por bicicletas de montaña y alentando a aquellos que se encuentran atrapados en una estación sin nieve a aprovechar al máximo el campo.

Murat afirmó que esto no era posible para Ax 3 Domaines.

El experto en meteorología alpina Fraser Wilkin, que dirige un sitio web llamado Weather to Ski —que proporciona actualizaciones de nieve para los esquiadores alpinos— está dispuesto a enfatizar a los posibles viajeros que todavía hay potencial de esquí en Europa.

“Todavía no se puede obviar el hecho de que en todos los Alpes está por debajo de la media en términos de profundidad de nieve en esta etapa de la temporada”, dijo Wilkin, quien también dirige una compañía de vacaciones de esquí llamada Snow-Wise.

“Necesita nevar considerablemente de nuevo para evitar problemas más adelante”.

Y aunque algunas estaciones de esquí dependen de la nieve artificial, la nieve falsa también se puede derretir, especialmente si la temperatura supera los 15 °C. Esta solución también es costosa y tiene un impacto ambiental significativo, ya que depende de grandes cantidades de energía y agua.

Reynauld lo resume en una frase : “El cambio climático está sucediendo“. Es evidente en toda Europa, dijo.

“Experimentamos la misma situación que nuestros vecinos suizos, italianos y austriacos”.

La situación en toda Europa

Isa Castellvi trabaja como directora de una escuela de esquí y snowboard en una estación de los Pirineos.

Las temperaturas allí, dijo, recuerdan más a la primavera que a principios de enero. Si bien hay algo de nieve, no es “lo ideal” y el complejo está sintiendo el impacto, incluso si no está cerrado y las reservas siguen llegando.

“Hemos tenido muchas cancelaciones”, dice Castellvi.

Solo una de cada tres estaciones de esquí y solo una cuarta parte de las pistas de esquí de los Pirineos estaban abiertas en diciembre debido a las malas condiciones de nieve, según BFMTV.

Al otro lado de los Alpes en Suiza, el jubilado británico Mark Bennett vive en un pequeño pueblo cerca de Lucerna, situado en la parte inferior de la zona de esquí de Klewenalp-Stockhutte. Al igual que Le Praz De Lys, este es un pequeño complejo de baja altitud, el punto más alto tiene poco más de 2.000 metros.

“Cerraron el complejo para tratar de mantener la nieve para Navidad y Año Nuevo, pero todo desapareció”, dijo Bennett, quien ha vivido en el área durante la última década. “Ha sido muy triste, se perdió el ajetreo habitual y la vida de las festividades”.

Si bien siempre ha habido “días extraños de malas condiciones” y algunos años en que la nieve ha llegado tarde, Bennett dijo que en general “ha sido un cúmulo de condiciones ligeramente peores y menos días de esquí”.

Castellvi está tratando de ser optimista a corto plazo: espera que las condiciones de nieve mejoren la próxima semana, cuando se pronostica una nevada, y aconseja a los viajeros que verifiquen las condiciones exactas en su destino antes de entrar en pánico.

Pero a largo plazo siente que la situación es sombría.

Otra fotografía que muestra la falta de nieve en Klewenalp, Suiza. Crédito: Mark Bennett

“Desearía que el futuro se viera bien, pero desafortunadamente, como activista ambiental, no soy muy positiva sobre el futuro”, dijo. “Creo en lo que dicen los expertos en cambio climático. Todos estamos viendo la evidencia”.

El rastreador meteorológico Wilkin resume la situación climática alpina como cada vez más “inestable”, y esto solo continuará a medida que la crisis climática golpee a Europa. Actualmente todavía hay nieve, y todavía hay posibilidades de nieve, incluso mucha, pero aparentemente está cada vez menos garantizada.

Con algunos centros turísticos ya cerrados permanentemente, para muchos otros las temporadas se están reduciendo y las perspectivas son inciertas.

“Por supuesto, el futuro no va a ser bueno para la estación de esquí”, dijo Murat, de Ax 3 Domaines.

“Habrá esquí durante mucho tiempo todavía”, dijo Wilkin. “Pero veremos nuestros resorts bajo más y más presión. Y veremos que más personas necesitan ir más alto, y eso elevará los precios”. Informe extraído de cnnespanol.cnn.com

Si deseas más información relacionada, te sugerimos ver:

Artículo anteriorDescubren el verdadero propósito de Stonehenge, miles de años antes de convertirse en calendario solar
Artículo siguienteGran hallazgo: un coliseo romano que se mantuvo enterrado durante 1.800 años